Entradas populares

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Salinas del Sisiguayo-I

Esta hermosa comunidad, situada al oriente del país, es poco conocida. Quizá por eso, conserva su patrimonio natural casi intacto y la hace paradisíaca. Su gente cálida nos acogió en nuestra visita motivada por compartir su lucha por salir adelante luego de las inundaciones causadas por las recientes lluvias. Lo que encontramos, no puede describirse ni con palabras ni con fotos, pero aquí dejo algo de lo que puede contarse.


Salinas del Sisiguayo se ubica la bahía de Jiquilisco en la zona del Bajo Lempa, en el departamento de Usulután; es parte de otras comunidades que en cada evento de intensas lluvias se ve afectada por las inundaciones. Aunque la mayoría de sus vecinas, incluyendo las que están situadas al lado de San Vicente al otro lado del río Lempa, son inundadas y evacuadas, ellos quedan aislados. Son los últimos junto a otras comunidades como La Canoa.

Acceder lleva unas dos horas desde la capital, por la carretera El Litoral. Llegando a San Marcos, Usulután, está el desvío hacia Isla de Méndez y se toma una carretera pavimentada (ahora con cierto tramo muy dañado por las lluvias). A la altura de la comunidad Nuevo Amanecer, se desvía dejando la carretera pavimentada a la izquierda y de ahí se atraviesan aproximadamente 7km en una calle de tierra (con ciertos tramos difíciles) para llegar a Salinas de Sisiguayo, donde el edificio más importante es la escuela del mismo nombre. Ahí nos recibió don Alex Guerrero, director desde hace más de 10 años y mi amigo desde hace 6.

Llegamos iniciada la tarde, con un sol intenso y mucho calor. La primera satisfacción fue conocer a la gente y la escuela. Una comunidad con casas pequeñas en medio de potreros, sembrados y pequeños bosques. La mayoría de gente vive de la agricultura, la crianza de animales, la pesca y el cultivo y comercialización del camarón. Luego de la bienvenida, don Alex ofreció a los jóvenes ir a “La 31”. Una de las cooperativas donde se cultiva el camarón. Recorrí con el grupo  el lugar, encantado de volver después de casi 5 años y presenciar cómo aquel paraje permanece intacto pese a las inclemencias del tiempo. Caminamos entre los diques de tierra que separan los inmensos estanques (mayores a un campo de fútbol) donde se capta el agua marina proveniente de los brazos de mar de la bahía y, entre manglares y la brisa que refescaba, apreciamos las distintas especies de crustáceos, aves, reptiles y moluscos que se pueden observar sin mayor esfuerzo.

Estanques de "La 31" divididos por diques de tierra que son senderos. Al fondo
los manglares.

Ganchudas (Numenius phaeopus)

Candelero Americano (Himantopus mexicanus) sobrevolando el estanque.


Ganchudas (Numenius phaeopus) en vuelo.
Para cerrar el día y antes de iniciar la semana de trabajo en la comunidad, fuimos a otra cooperativa “La 29”. Esta tiene más o menos la misma estructura que la anterior, sin embargo el atardecer nos deparó un espectáculo. La primera sorpresa fue ver en el primer estanque, casi vacío, sólo con algunas lagunas esparcidas propias de un estero en marea baja, una comunidad de aves marinas –la mayoría migratorias- en un impresionante mosaico de colores y formas: garzas reales, cigüeñas y espátulas. Todas permanecían juntas, entremezcladas, esperando capturar los peces y camarones que nadan encerrados en las someras aguas saladas.

Comunidad de aves zancudas, en un estanque de "La 29".

Cigüeña (Mycteria americana). En primer plano.

Gran garza blanca (Ardea alba). Primer plano.

Espátula rosada (Platalea ajaja)

Cigüeñas, garzas blancas y espátulas rosadas en pleno vuelo.
Forman un elegante mosaico de color y forma.


En determinados momentos las aves volaban de un sitio a otro del estanque donde permanecían. El vuelo de estas inmensas aves extendiendo sus grandes alas, con sus largos cuellos y picos, y alzando sus largas patas es realmente algo digno de verse.

Minutos más tarde, cerca de las 5.30 inició el espectáculo del ocaso, con el horizonte pintado de celajes, las siluetas de tres volcanes que se pueden ver con claridad: el Chinchontepec (de San Vicente), el cerro El tigre y el volcán (de Usulután) y el volcán Chaparrastique (de San Miguel).

Vuelo hacia el manglar. Al fondo, volcán de Usulután.

Playa del estanque, donde se congregan las aves a pescar. Al fondo cerro El Tigre
y volcán de Usulután.


El grupo explora un estanque vacío.

El atardecer cae sobre Salinas del Sisiguayo.




Saber que esto no se repite muchas veces en la vida, que muchas de estas aves son migratorias y están acá en temporadas, me hizo dormir cansado y satisfecho y con la convicción de volver a la mañana siguiente antes que el sol.

Así fue. Cuando aún el grupo dormía y en plena oscurana, tomé nuevamente mi equipo y una pequeña linterna. Me subí al jeep para evitar que me siguiera algún que otro perro que ya ladraba al escuchar mis pasos y volver lo más pronto posible al campamento en la escuela. Eran las 4 de la mañana y en 5 minutos, estaba ya en un banco de arena agazapado mientras la luz comenzaba a revelarme las primeras siluetas de naturaleza pura. Un par de pescadores tiraban sus redes en las lagunas del estanque compitiendo por los peces con las cigüeñas, las espátulas y garzas.

La luna menguante se abrió paso entre las nubes. Luego, fue un espectacular
cielo estrellado.

A las 4.30 am, hacia el estero, a contemplar el amanecer.

Las primeras luces del día van desvelando las figuras naturales.

Con el amanecer aparece el horizonte con los volcanes de Usulután (izq.)
y el Chaparrastique (San Miguel). Llegan más aves a pescar.

Playerito (Calidris minutilla)

El volcan Chaparrastique, sobre el espejo del estero.


Esta garza me sobrevuela, como explorando al intruso.



Espátula rosada (Platalea ajaja)

Jamás había visto algo semejante y me alegra, verdaderamente, que haya sido en mi pequeño El Salvador, particularmente, en el departamento de donde vengo.

12 comentarios:

maruchy, bonito set de fotografias indiscutiblemente sos grande papa.

Gracias mi gran amigo. Saludos hasta Chicago, donde siguen semana a semana este blog.

Mi pedacito de tierra aun q lejos como olvidarte si eresa mas bella que ninguna otra patria. Iris (Venezuela

Gracias mario. Por mostrarnos esas imagenes tan lindas me haces recordar tantas cosas lindas q hay en sisiguayo. Q alpesar d la distancia no puedo olvidar t lo agradesco d corazon.. y espero q lo sigas haciendo mil gracias

Mi pedasito d tierra tan linda q eres tan linda q apesar d la distancia no puedo olvidarte. Aveces cuando sierro mis ojos aun puedo recorer tus calles maltratadas pero aun asi lindas en mis suenos. Mil gracias mario sos grande ingenioso y lo mejor. No isistes como todos q hacen un lado ha sisiguayo solo por estar aislado..

Q barbaridad esas fotos solo me recuerdan la hermosura d mi sisiguayo tanto tiempo sinverte. Osdoy gracias mario por publicar este block esta barbaro.

Mi estimado Ricardo, para mí es un gusto ir. Te escribo estas líneas antes de volver ahi, precisamente hoy. Prometo que haré otra entrada del blog con más contenidos y fotos. Un abrazo hasta allá y que tengas felices fiestas. Saludos!!!!!!

Soy un abitant de sisiguayo y me siento muy orguyoso de mi cantonsito querido, como sisiguayo no hay otro.... :)

Qué bien, Carlos Marroquín. Un saludo a toda esa gente linda de allá. Espero escribir y subir nuevas fotos en una Parte II sobre el Sisiguayo.

Un blog muy interezante.. la fotos estan bonita...me llamo mucho la atencio los nombres de las aves alla las nombramos diferentes

Gracias por tu comentario, veo que eres del Sisiguayo. Saludos.

Un trabajo excelente.... Lindas la fotos.. Y si soy de sisiguayo!!! Luis ayala

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More